Cooking

Mixed-Berry Jam / Mermelada de Frutos Rojos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mermelada es sinónimo de ‘acompañante perfecto’. Untada sobre una tostada con un poco de mantequilla, un croissant o brioche o de relleno en alguna que otra tarta que os he enseñado anteriormente (ver aquí).

Hoy vamos a hacer nuestra propia versión casera, ya se sabe que todo algo ‘casero’ es infinitamente mejor que algo comprado, por los ingredientes, por el esfuerzo y por la expectativa, así que manos a la obra!

Ingredientes:

  • 250 g de fresas frescas
  • 250 g de cerezas frescas
  • 50 ml de agua
  • Zumo de 1 limón pequeño o medio grande
  • 500 g de azúcar

En primer lugar, lavamos bien las fresas y las cerezas y deshuesamos éstas últimas.

Troceamos bien la fruta en pequeños trozos (o grandes si os gustan los tropezones) y los echamos en un cazo. Añadimos el agua y el zumo de limón, previamente colado, y calentamos a fuego medio-alto hasta llegar al punto de ebullición.

Una vez alcanzado el punto de ebullición, bajamos el fuego y dejamos hervir unos minutos hasta que la fruta quede blanda. Si los trozos nos han quedado grandes, podemos machacar la fruta con un machaca-purés hasta que nos guste la consistencia.

A continuación, añadimos el azúcar y dejamos cocer hasta que la fruta empiece a gelificar, removiendo constantemente para evitar que se pegue, hasta alcanzar nuevamente el punto de ebullición. Es importante que el azúcar se haya disuelto antes de subir el fuego, ya que en caso contrario puede dificultar que la mermelada se asiente y pueden llegar a formarse pequeños cristales de azúcar.

En ocasiones puede formarse espuma blanca en la superficie que deberemos quitar con ayuda de una cuchara.

Es importante no dejar que la mermelada espese demasiado, ya que cuando se enfríe su textura cambiará y será mucho más densa. Así, cuando empiece a gelificar, retiramos del fuego y la vertemos en tarros de cristal, que deberán estar esterilizados si contenían otro alimento anteriormente.

Para comprobar si el punto de gelificado es el correcto, colocamos una cucharada de mermelada en una plato, dejamos resposar 30 segundosy pasamos un dedo abriendo camino. Si la mezcla no rellena el hueco por dónde hemos pasado el dedo, estará listo. En caso contrario, retornamos la mezcla al cazo y dejamos cocer unos minutos más. Repetimos la prueba hasta que esté listo.

Cerramos nuestros tarros y los volcamos para que se cierren herméticamente, al menos 24 horas. Si se cierran correctamente, podremos disfrutar de nuestra mermelada más tiempo, ya que se conserva perfectamente, aunque una vez abierta deberemos consumirla preferentemente antes de pasado un mes.

Deberá guardarse en la nevera en cualquier caso.

Por supuesto, podéis hacerla con cualquier otra fruta que os apetezca o mezclando diferentes como he hecho yo hoy.

Lo mejor de la mermelada es que no sólo podemos disfrutarla durante el desayuno, sino que se puede aprovechar para unas cuantas receta que tengo en mente, así que estad atent@s que en el próximo post os contaré cómo usarla en una nueva receta!

Que os guste y que tengáis un día de lo más apetitoso!


Marmelade is the perfect companion for a delicious breakfast: with a slice of toast, a croissant or a brioche, or as a filling of a cake (like this one here).

Sometimes there’s nothing tastier than a homemade strawberry jam, packed with fresh fruit, rather then store-bought versions  full of  artificial flavourings.

Follow this easy guide to making a homemade version, you won´t regret it!

Ingredients:

  • 250 g fresh strawberries
  • 250 g fresh cherries
  • 50 ml water
  • 1 small lemon or 1/2 large lemon, juiced
  • 500 g sugar

Prepare the strawberries and cherries by washing them. Remove the stems and seeds and cut them into small pieces.

Combine the fruit and lemon juice in a  saucepan and bring to boil over medium-high heat, stirring occasionally. Mash to thick puree with a potato masher when necessary.

Reduce the heat to medium and boil gently until the mixture begins to thicken, stirring often.

Then add sugar and turn up the heat to start bubbling the jam and bringing it to the boil. The sugar must be completely dissolved before increasing the heat, otherwise it will be difficult for the jam to set, and it may contain crystallised lumps of sugar.

Use a spoon to skim any scum that has risen to the surface and discard this. Do this only once at the end, rather than constantly during the boiling stage, to reduce wastage.

Remove the saucepan from the heat to test the gelling point. Drop 1 teaspoon jam on a chilled saucer and leave for 30 sec. Then push with your finger. If the jam wrinkles and doesn’t flood to fill the gap, it is ready. If not, return the saucepan to the heat and cook the jam a few minutes longer and repeat the test until ready.

Ladle the hot jam into each sterilized jar, fillig to just the rim. Place upright and cool completely at room temperature. The jam will thicken as it cools.

The jam can be stored for up to 1 year in a cool, dry place. But, once you open it you should consume it within one month.  Refrigerate after opening.

Stay tunned, because in the following posts I’ll show you how to use this delicious jam in different recipes!

Enjoy it and have a juicy day you guys!

2 comentarios sobre “Mixed-Berry Jam / Mermelada de Frutos Rojos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s