Cooking

Gingerbread

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El jengibre es una de las especias más saludables y ricas en todo el planeta. Además, está cargado de nutrientes y componentes bioactivos que resultan muy beneficiosos para nuestro organismo.

Se puede denominar como un ‘superalimento’ debido a los numerosos beneficios para nuestra salud que han sido demostrados científicamente, entre los que encontramos: propiedades anti-inflamatorias, reduce los niveles de colesterol, ayuda a aliviar el dolor, mejora la función cerebral y ayuda a combatir las infecciones.

Su sabor me recuerda a la Navidad, una de mis épocas preferidas del año, así que podemos disfrutar de un manjar delicioso mientras cuidamos de nosotros mismos, ¿qué más puede haber para convenceros de hacer esta receta?

Ingredientes:

  • 225 g de sirope
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar moreno
  • 75 g de jengibre confitado en almíbar
  • 200 ml de leche
  • 2 huevos
  • 225 g de harina de todo uso
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de canela

Precalentamos el horno a 200 grados.

En un cazo, calentamos la mantequilla junto con el azúcar y el sirope a fuego medio-bajo hasta que se fundan por completo. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

En un bol aparte, tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, el jengibre en polvo y la canela.

En un cuenco aparte, batimos los huevos y la leche y, cuando la mezcla de mantequilla esté a temperatura ambiente, la incorporamos poco a poco. A continuación, añadimos el jengibre confitado, troceado y seco.

Agregamos los ingredientes líquidos a los ingredientes secos, poco a poco, y batimos bien hasta que quede una masa líquida y ligera.

Vertemos la mezcla en un molde rectangular de bizcocho y horneamos a 180 grados durante unos 35-45 minutos en la parte media del horno. El palillo debe salir limpio.

GLASEADO

Reservamos 3 cucharadas soperas del almíbar del jengibre y lo calentamos en un cazo pequeño a fuego lento.

Retiramos el bizcocho del horno y lo colocamos sobre una rejilla. Bañamos el bizcocho cuando aún esté caliente con el sirope, para que se cuele por las grietas y quede más jugoso.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente, espolvoreamos un poco de azúcar glacé o jenjibre en polvo por encima y servimos!

Que lo disfrutéis y que tengáis un día apetitoso!


Ginger is among the healthiest and most delicious spices on the planet. Plus, it is loaded with nutrients and bioactive compounds with powerful benfits for our bodies.

It is one of the very few “superfoods” due to his proven health benefits supported by scientific research: anti-inflammatory effects, it may lower cholesterol levels, can be used as a pain relief, improves brain function and it can help fight infections.

Its flavour remains me of Christmas time, one of my favorite periods of the year. So, we can eat one of the tastiest spices of them all while taking care of ourselves, what else is there to convince you to do this recipe?

Ingredients:

  • 225 g golden syrup
  • 100 g butter
  • 100 g caster sugar
  • 75 g preserved stem ginger
  • 200 ml milk
  • 2 eggs
  • 225 g all-purpose flour
  • 1 teaspoon baking powder
  • 1 teaspoon ground ginger
  • 1 teaspoon bicarbonate of soda
  • 1 teaspoon cinnamon

Preheat the oven to 180 degrees.

In a pan, stir in the butter, caster sugar and golden syrup over a medium-low heat until it is totally melted. Set aside.

In a different bowl, sift in the flour, baking powder, bicarbonate of soda, cinnamon and ground ginger.

In a large bowl, beat the eggs together with the milk and mix in the butter mixture. Then, add the ginger, chopped and dried.

Pour in the wet ingredients and mix thoroughly with the flour mixture, so that you get a runny and light mixture.

Pour the mixture into the prepared loaf tin and bake in the centre of the oven for 35-45 minutes, or until a skewer inserted into the centre of the cake comes out clean.

GLAZE

Reserve 3 tablespoons of the stem ginger syrup for the glaze and heat it in a small pan to low heat.

Remove the cake from the oven and place it on a wire rack. Brush the ginger syrup over the cake while it is still hot and allow to cool down completely to room temperature.

Enjoy it and have a juicy day you guys!

Un comentario sobre “Gingerbread

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s